Publicidad

Publicidad

¿Cuál es la tarea de un buen pastor?

Esta enseñanza fue realizada por José Núñez Inspirada por espíritu santo con la Biblia en Mano
El termino pastor viene de la antigua profesión de pastorear oveja, originada en el pueblo de Dios Israel. Ya que e allí proviene la primera nación y después de allí se extendió en toda la tierra.

En lo secular el pastor es el encargado de cría, atender, alimentar, apaciguar enseñar, corregir y proteger sus ovejas, profesión que le sirvió a nuestro Señor de ejemplo para referirse a las personas que él escogió para el cuidado espiritual del pueblo de Dios.

En lo espiritual el pastor es el encargado de realizar la misma tarea que con las ovejas, pero las ovejas viene siendo los nuevos y antiguos creyentes de una congragación o iglesia, Jesucristo se refiere a la iglesia como su rebaño. Jehová Dios en la palabra es identificado varias veces como el Buen Pastor, lo puede leer en el Salmo 23:01 al 06, que textualmente dice: JEHOVA es mi pastor; nada me faltara. En lugares de delicados pastos me hará descansar; junto a aguas de reposo me pastoreara. Confortara mi alma; me guiara por sendas de justicia por amor de su nombre. Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tú vara y tu cayado me infundirán aliento. Aderezas mesa delante de mí en presencia de mis angustiadores; unges mi cabeza con aceite; mi copa esta rebosando. Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, y en la casa de Jehová morare por largos días. De allí proviene la profesión del pastor en las iglesias o congregaciones.

Las tareas y funciones especificas de un pastor:

Los pastores son los encargados por Dios de supervisar, cuidar, apaciguar y cubrir las necesidades espirituales de sus ovejas en una iglesia o congregación. Su tarea principal es proclamar la sana doctrina y refutar herejías dentro de la congregación, (Tito 1:9-11), también tiene la santa tarea de enseñar la palabra de Dios y ejercer el liderazgo dentro de la iglesia o congregación. (1Ts 5:12; 1 Ti 3:1-59; debe ser ejemplo de pureza y sana doctrina (1 Tít. 2:7-8) que todos los creyentes este dentro de la gracia de Dios (Heb 12:15; 13:17; 1P 5:-2. Esta tarea se describe en Hecho 20:28-31 como salvaguardar el rebaño de las falsas doctrinas dictadas por falsos profetas y maestros que guiados por el diablo quieren confundir al rebaño para llevarlo al resbaladero.

¿De quién podemos tomar ejemplo de buen pastor?
Para poder realizar una buena labor en post del bienestar de las ovejas, la congregación y nuestro bienestar espiritual, los pastores deben poner su mirada en Cristo Jesús, como ejemplo de un buen pastor. (Jn 10:11-16; 1P 2:25; 5:2-4.
¿Son necesarios los pastores dentro de las congregaciones o las iglesias?

Los pastores son esenciales para el cumplimiento de la voluntad de Dios para su iglesia. La iglesia que no eligen pastores piadosos y fieles, ya no será gobernada, según la menté del espíritu. (1Ti3:1-7). Sera una iglesia que queda expuesta a la fuerzas destructivas de satanas y el mundo. (Hch 20:28-31). Se tergiversara la predicación de la palabra y se perderán las normas del evangelio. (2Ti1:13-14). No se cuidara a los creyentes y a la familia de la iglesia como Dios quiere. (1Ti4:6, 12-16; 6:20-21). Muchos se apartaran de la verdad y se volverán a fabulas. (2Ti4:4). Al contrario, si se designan pastores piadosos, estos nutrirán a los creyentes con palabra de Fe y con la sana doctrina, y los disciplinaran con el fin de la piedad. (1Ti4:6-7). Se enseña a la iglesia a perseverar en la doctrina de Cristo y de los apóstoles para asegurar así su salvación y la de los que oigan. (1Ti4:16; 2Ti2:2).

¿Qué jerarquía tienen los pastores en la obra de Dios y dentro de la iglesia o congregación?

A pesar que en la lista el pastor aparece de numero 4 en Efesios 4:11 (el mismo constituyo a unos apóstoles; y a otros, profetas; y a otros, evangelistas; y a otros, pastores y maestros; a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo. No hay una jerarquía, porque en el cuerpo de Cristo cada miembro cumple una función específica, los mas decorosos y menos decorosos, pero a fin todos son importante en el cuerpo de Cristo y se requiere que todos estén alineado para que el cuerpo funcione perfectamente, por eso lograr la perfección que es Cristo Jesús no depende de una jerarquía, si no de ser el más humilde de todos, como lo es nuestro Señor Jesucristo, porque quien es el mayor dentro del reino de nuestro Padre, si no es el que se humille como un niño, ese es el mayor en el reino de nuestro Padre.

¿Cuándo una iglesia tiene un pastor ya no hace falta un maestro?

A pesar de haber un pastor en una iglesia o congregación, se requiere un maestro ya que en el cuerpo de Cristo, los dos son requerido, ya que a pesar de ser parecido su misión, no son lo mismo, así como en el cuerpo tenemos dos brazos, uno es surdo y el diestro, el cuerpo trabaja mejor con los dos brazos, con los dos pies y las dos piernas, también, tenemos dos oídos, dos ojos pero cada uno tiene una función específica, sin embargo a no tener maestro el pastor puede enseñar, mientras el Señor envía el que va hacer la tarea de maestro, pero es necesario que cada iglesia o congragación tenga no los dos ministerio sino los 5 ministerios para que el Señor se manifieste grandemente en ese lugar.

¿Puede explicarnos, Dr. Neufeld, qué involucra bíblicamente el término “pastor”?

La idea del pastor viene de la tradición pastoral de Israel. La cría de animales, especialmente ovejas, su alimentación y cuidado, su protección y corrección, servían de ejemplo para el cuidado espiritual del pueblo de Dios. Dios mismo es identificado muchas veces como el Buen Pastor, tal como lo expresa el Salmo 23.

Jesús se identifica como el Buen Pastor que da su vida por sus ovejas, que logra ovejas obedientes, que prestan atención a su voz y lo siguen, y quien protege a sus ovejas de modo que nadie las arrebatará de su mano. Los pastores de hoy haremos bien en tomar en cuenta el carácter pastoral de Dios y la vida pastoral de Jesús como modelo profesional.

¿Cuánta autoridad debería tener el pastor en la iglesia?
Bueno, primeramente es importante notar que los pastores aparecen en el número cuatro de la lista de dones espirituales de Efesios 4, y son un integrante más en el equipo de liderazgo espiritual de la iglesia. La concentración actual en la autoridad pastoral, representada en una sola persona, no es del todo bíblica. El rol pastoral bíblico no tiene que ver tanto con autoridad, sino con apacentar y enseñar. Por otro lado, no cabe duda de que la Biblia enseña un liderazgo espiritual y pastoral firme. También hay que tomar en cuenta que es muy probable que los términos “pastor”, “obispo”, “presbítero” y “anciano” sean sinónimos en la Biblia.

¿Podría explicarnos cuáles son las tareas, actividades y funciones principales que debe cumplir un pastor?

El pastor tiene un importante rol educativo en la iglesia. Los pastores, juntamente con los maestros, son necesarios para consolidar las iglesias. Esto ocurre a través de la enseñanza, el cuidado pastoral y el liderazgo espiritual. Es notable que el texto griego, “pastores” y “maestros” están unidos de forma especial (tous de poimenas kai didskalous). Quizá estos dos ministerios debieran ir más unidos de los que es nuestra práctica actual. Bien podría unírselos en un solo título: “pastores-maestros”.

Es necesario mantener un buen equilibrio entre tareas administrativas, tareas de enseñanza y tareas de cuidado pastoral. El pastor debería velar bien por los tres ámbitos, pero a la vez desarrollar el ámbito que mejor concuerda con sus dones, y buscar refuerzo en los ámbitos en los que es más débil. Si su fuerte es enseñar, debería buscar la excelencia en la predicación y las clases bíblicas. En tal caso necesita capacitar y dar lugar a otra gente para hacer la tarea administrativa y de visitación. Si su fuerte es la visitación y la consejería, debe buscar formas de asegurar que la iglesia no sufra por falta de intuición y predicación orientadora. Puede invitar a otros maestros o dar lugar a miembros en su congregación para el ministerio educativo. Si su fuerte no es la administración, debería encomendar esta parte a gente capacitada del mundo empresarial. De todas maneras, es importante que la administración de la iglesia sea plenamente “santificada” y coopere con las metas pastorales y misioneras de la iglesia.

¿Debería el pastor incentivar a que en la iglesia surjan nuevos pastores?
Es muy importante que los pastores reproduzcan pastores. No es del todo equivocado aquel dicho que dice: La tarea de las ovejas es producir ovejas, y la tarea de los pastores es producir pastores. La iglesia necesita tener un departamento permanente de reproducción y capacitación de liderazgo. Y el pastor no debería tener miedo de cambiar de iglesia en periodos prudentes y adecuados. El muy pronto cambio de pastores no es saludable, pero tampoco es muy útil si los líderes se perpetúan en una iglesia local. Ya que todas las iglesias son del Señor, no debe haber pastorados vitalicios.


¿Cuáles deberían ser los frutos del trabajo del pastor-maestro?
Los resultados de una iglesia apacentada y entrenada son formidables. Así lo vemos en Efesios 4:13-16. Podemos hacer una lista de ellos:

No hay comentarios.:

Publicar un comentario